martes, 11 de enero de 2011

EL DESARROLLO DE LA TEORIA DEL CONFLICTO

Otra corriente precursora de una auténtica unión entre el marxismo y la sociología se concretó en el desarrollo de una teoría del conflicto alternativa al funcionalismo estructural. Como acabamos de ver, el funcionalismo estructural apenas habia obtenido el liderazgo de la teoría sociológica cuando empezó a sufrir
cada vez más ataques. Los ataques provenían de muchos frentes: se acusaba al funcionalismo estructural de cosas tales como ser políticamente conservador, incapaz de tratar el cambio social debido a su interés por las estructuras estáticas, e inadecuado para analizar correctamente el conflicto social.


Uno de los resultados de estas críticas fue el esfuerzo que hizo un cierto número de sociólogos para superar los problemas del funcionalismo estructts-al integrando el interés por la estructura con el interés por el conflicto. Esta tarea desembocó en el desarrollo de una teoría del conflicto alternativa al funcionalismo
estructural. Lamentablemente, ese esfuerzo parecía a menudo poco más que la imagen invertida del funcionalismo estructural, demostrando escasa coherencia intelectual.


El primer esfuerzo de relieve fue un libro de Lewis Coser sobre las funciones del conflicto social (1956). Esta obra intentaba analizar el conflicto social desde una perspectiva estructural-funcional del mundo. Aunque resulta de gran utilidad para el análisis de las funciones del conflicto, es un estudio del conflicto
en sí, más que un examen de sus funciones positivas. Otros estudiosos intentaron reconciliar las diferencias entre el funcionalismo estructural y la teoria del conflicto (Coleman, 1971; Himes, 1966; van den
Berghe, 1963). Aunque estos esfuerzos fueron de alguna utilidad, se acusó a los autores de pasar por alto las principales diferencias entre las dos alternativas teóricas (A. Frank,
1966/1974).

El gran problema de la mayor parte de las teorías del conflicto era que carecían de lo que más necesitaban: un anclaje coherente en la teoría marxista. Después de todo, la teoría marxista se desarrolló al margen de la sociología y debió haber proporcionado fundamentos sobre los que desarrollar una sofisticada
teoría sociológica del conflicto. La única excepción digna de mención es el trabajo de Ralf Dahrendorf (nacido en 1929).


Dahrendorf es un estudioso europeo muy versado en la teoría marxista. Su intención era engastar su teoría del conflicto en la tradición marxista. Sin embargo, al
de Dahrendorf Class and [Las clases sociales
y su conflicto en la sociedad industrial] (1959), supuso el trabajo más influyente en la teoría del conflicto, pero ello se debía principalmente a que parecía alinearse más con el funcionalismo estructural que con la corriente principal de la sociología. Es decir, Dahrendorf operaba en el mismo nivel de análisis que
los funcionalistas estructurales (estructuras e instituciones) y analizaba las mismas cuestiones que ellos. (En otras palabras, el funcionalismo estructural y la teoría del coflicto forman parte del mismo paradigma; Reconocía que aunque algunos aspectos del sistema social podian adaptarse bastante
bien, también cabía el conflicto


A fin de cuentas, debe considerarse la teoría del conflicto como poco más que un desarrollo transitorio en la historia de la teoría sociológica. Fracasó debido a que no fue 10 suficientemente lejos en la dirección de la teoría marxista. Era demasiado pronto -las décadas de los años cincuenta y sesenta- para que la sociología estadounidense aceptara un enfoque plenamente marxista. Pero la teoría del conflicto fue útil porque sentó las bases para que a finales de los años sesenta comenzara a aceptarse ese enfoque. Debemos mencionar también la contribución de Randall Collins (1975, 1990)a la teorta del conflicto. Por una parte,
pobreza cuando se lo compara con la tradición marxista. No obstante, Collins ha identificado otra debilidad de la tradición del conflicto, y ha íntentado superarla.


El problema es que la teoria del conflicto se centra generalmente en las estructuras sociales; tiene poco o nada que decir sobre los actores y sus pensamientos y acciones Collins. que se formó en la tradición fenomenológica y etnometodológica (véase más abajo), ha intentado desarrollar la teoria del conflicto
en esta dirección.


final, su teoría del conflicto parecía más un reflejo especular del funcionalismo estructural que una teoría marxista del conflicto. La principal obraClass Conflict in Industrial Socíety y la tensión entre ellos.el esfuerzo de Collins acusa la misma debilidad que los otros trabajos pertenecientes a la tradición del conflicto.
 
Nombre: yenny medina
c.i 19847659
secc 2
 

1 comentario: